Identidad, libertad y sujeción

24 octubre, 2010 § Deja un comentario

La pertenencia a una profesión, a una clase social o grupo no determina
automáticamente su identidad. Ello no implica que algunos sujetos se organicen fuertemente alrededor de ello: ser el hijo de tal, ser neurocirujano, ser viudo, ser hijo único, ser ciego, ser autor de un best seller , ser diseñador de una fuente tipográfica que lleva su nombre, ser musulmán chiíta, etc. En todo caso lo que llamamos identidad se vinculafuertemente a las identificaciones pero ello no basta. No organizamos nuestras experiencias como queremos – pues nuestro margen de libertad es relativo – sino como  podemos .Probablemente si contamos con un mayor margen de opciones  construidas nuestra libertad electiva será mayor pero algunos fuertes condicionantes sociales (clase, etnia, estado del desarrollo de las fuerzas  productivas, clima, etc.) son ajenos a nuestra entera voluntad. Libertad,  también, es la posibilidad de darse cuenta del espacio que cuenta y no es  consciente. Esta idea de sujeto es francamente contrastante con el  pensamiento de Descartes .Este filósofo racionalista concibe un sujeto que  con la razón puede conocer el mundo, con un dominio unitario (uno piensa),  soberano (él garantiza su independencia) y omnipotente (él al pensar  demuestra que existe). Sin embargo…lejos de ser soberano este sujeto cartesiano no está solo, pertenece a un mundo que lo condiciona social  familiar, históricamente, ideológicamente, etc.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Identidad, libertad y sujeción en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: