Política y subjetividad: El sujeto deseante

24 octubre, 2010 § Deja un comentario

El deseo que siempre permanece como molestia indisoluble e insatisfacción hace que halla sujeto cuando hay desfasaje con la demanda. No se obtiene lo que se demanda y deseasino lo que se pide y se consume. Se consume el deseo de poder asociado a un vehículo costoso y no la necesidad de viajar. Se satisface la necesidad pero no el deseo. Hay un campo de lucha entre el poder y el deseo. Las identidades (provisorias y relacionales) son intentos de  organizar experiencias que no tienen garantía ni de permanecer ni de cambiar repentinamente; es un espacio de confrontación e historia. El sujeto, en tanto devenir, es un proceso. La idea de una subjetividad hecha y terminada, (por lo menos armada o estructurada en la primera infancia del sujeto o en su era prehistórica, en sus aspectos medulares y definitorios, y  luego repetida en interminables transferencias) se liga al concepto del ser como esencia, desde un punto de vista filosófico, y a la existencia de la verdad (a cuyo conocimiento se aspira). El nacimiento de la ontología y la aspiración a la posesión de la verdad, baluarte de poder, coincide con regímenes de ambiciones imperialistas o totalitarias (Sperling)(1995). En el psicoanálisis, dio también ocasión de sostener la ilusión de omnipotencia del  analista en un supuesto saber ( y no tan supuesto poder).
El nuevo pensamiento científico se ha alejado del concepto del ser como  esencia fija e inamovible, (cuyo conocimiento estaría íntimamente ligado a la  consecución  de la verdad), proponiendo en cambio la idea del self como proceso. La concepción compleja de sujeto, de Edgar Morin, (Morin) (1994) como una “autoeco- organización-dependiente” hace pensar en un sí mismo en constante transformación según sus contactos con el ecosistema (agrego: encuentros cercanos o lejanos). En estos encuentros modifica al afuera de sí y es modificado por él. Ninguna conducta del sujeto es indiferente al mundo, como ninguna circunstancia es indiferente al sujeto. Pero lo esencial de la condición humana es la natalidad, en el sentido de creación de lo nuevo,  iniciativa y acción. (Arendt, 1974)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Política y subjetividad: El sujeto deseante en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: